Panorámica de Boecillo

Panorámica de Boecillo

CULTURA CENTRO CIVICO BOECILLO















CENTRO CIVICO DE BOECILLO 


ASOCIACIONES EN BOECILLO

El hombre como ser social ha sentido el impulso de agruparse buscando apoyo a sus necesidades físicas y psicológicas. El asociacionismo contribuye al desarrollo comunitario, entendido éste como un proceso que permite a los individuos tomar conciencia de sus problemas y posibilidades y los impulsa a entrar en comunicación a fin de acometer en grupo una serie de tareas con la finalidad de mejorar individual y colectivamente.En Boecillo contamos con las siguientes asociaciones:
Grupo de Danzas "San Cristóbal
Asociación de jubilados y pensionistas "La Olma"
Asociación de mujeres "La Zarcilla"
Asociación "Voces de Boecillo"
Asociación juvenil "El Tejar"


Biblioteca de Boecillo




La Ruta por Boecillo de Miguel Delibes. 
Un experto en Miguel Delibes que podéis visitar http://www.jorgeurdiales.com/
La ruta: Desde el páramo del norte, en las estribaciones de los Montes Torozos, hasta los valles del Duero y Zaratán, pasando por lugares como Valladolid, Simancas, Puente Duero o Boecillo, la ruta permite descubrir la naturaleza y los paisajes diversos de la provincia. NO OS LO PERDÁIS.

Homenaje a Miguel Delibes

Blog dedicado a "EL MOCHUELO", de la obra de Miguel Delibes, para niñ@s


HISTORIA DE BOECILLO Y EDIFICIOS
COLEGIO DE LOS ESCOCESES

Castilla y León. Boecillo (Valladolid)

Historia/Descripción:
Gran edificio construido en 1798 por el Colegio de Escoceses de Valladolid. El lugar fue elegido para esparcimiento de los alumnos y que sirviera de sede en la época estival. Sobre este caserón, que fue habitado por primera vez en el verano de 1796, el rector Cameron señalaba: “consta de tres pisos y ático, con muros de piedra de gran espesor para garantizar el mantenimiento de la temperatura interior; en la primera planta se halla el refectorio, la cocina, la librería y la sala de recreo; en el segundo piso el despacho para el rector, la sala de visitas además de diecisiete habitaciones; en el ático un dormitorio general”. También indicó que “poco tiempo después se fueron añadiendo otras dependencias como la capilla y la casa del cachicán.” Como respuesta al anglicanismo, los monarcas europeos favorecieron la aparición de colegios para los religiosos perseguidos en Gran Bretaña. Los primeros que abrieron sus puertas se ubicaron en Paris y Roma. Por su parte, Felipe II facilitó la creación de los Reales Colegios de Ingleses en Valladolid y otro de irlandeses en Salamanca, con el fin de formar en la fe católica a quienes desearan volver a sus países para difundir el catolicismo. El primer Colegio Escocés se fundó en Madrid en el año 1627. En 1771, Valladolid recibe a la primera promoción de escoceses que se instala en el Colegio de San Ambrosio. Así nace el Real Colegio Escocés de Valladolid. Durante la Guerra de la Independencia los franceses ocuparon el edificio de Boecillo para alojamiento de oficiales y como panadería. A lo largo de los años que la guerra duró, multitud de edificios nobles y religiosos fueron objeto de saqueos. El Colegio Escocés de Boecillo no fue la excepción y, aunque perdió su mobiliario, no sufrió grandes desperfectos en su estructura. En uno de esos saqueos, Alexander Cameron II escondió el archivo y los ornamentos del Colegio en el campanario de Aldemayor de San Martín con la colaboración del párroco. Cuando las tropas francesas le convocaron para incautar los objetos de valor, les presentó un cáliz como único patrimonio. Se cree que otros cinco vasos sagrados de gran valor y la plata fueron enterrados en unas cuadras de Boecillo. En 1812 Wellington lo utilizó como cuartel general el día 30 de julio, 6 y 7 de septiembre y 29 de octubre. Por la correspondencia que mantiene el rector del colegio Cameron II con su tío (el anterior rector y constructor del centro en Boecillo) se sabe que se alojó también en el edificio el Príncipe de Orange que acompañaba al general inglés en la campaña de 1812. Wellington ocupó la habitación principal. Al abolirse en Escocia las leyes penales que impedían la existencia de seminarios católicos, el colegio vallisoletano fue perdiendo su sentido de ser, manteniendo una escasa actividad. A comienzos de la última década del siglo veinte los escoceses dejaron de utilizar los edificios de Valladolid y Boecillo y se desplazaron a Salamanca.
Época:
Finales del siglo XVIII
Propiedad:
Propiedad privada
Grado de protección:
Protegido por el PGOU de Boecillo
Estado:
En estado de abandono: parte del tejado hundida, las paredes pintadas, rotas las ventanas y puertas, las contraventanas arrancadas, desprendimientos en la fachada, vandalizado...
Carácter del riesgo:
Deterioro progresivo, comienzo de ruina.
Información proporcionada por:
Restauración:
En 2007 se encontraba en perfecto estado y vigilado
Localización geográfica:

Información sacada de este enlace

No hay comentarios:

Publicar un comentario